Cómo nos afectan las emociones retenidas

Desde muy jóvenes aprendimos a resistir nuestros sentimientos y emociones, cosa que nos afectó en forma negativa emocional y físicamente. Lo hicimos porque no sabíamos lo que hacíamos y porque imitábamos a otros que creíamos que sí sabían lo que hacían (nuestros padres, familiares, maestros, religiosos, programas de televisión, revistas, etc.). Fuimos creando así, sin darnos cuenta, el cuerpo del dolor.

El cuerpo del dolor es un campo energético interno de creencias y decisiones que hicimos respecto a nosotros mismos alguna vez en el pasado. Este se compone de la acumulación de emociones que fueron resistidas en el momento en que sucedieron, que no nos hemos permitido sentir y, en muchos casos, ni siquiera hemos reconocido el hecho de que sucedieron. En consecuencia, estas emociones nunca fueron digeridas o procesadas creando así este campo energético, que condiciona nuestro proceder.

Para entenderlo con más claridad, obsérvalo como un proceso similar al que sucede cuando tenemos una indigestión: la comida se queda estancada en el tracto digestivo, intoxicando la sangre y así a todo el organismo. La expulsión de esa materia tóxica es necesaria para que la transformación del estado suceda y la salud sea re-establecida. De la misma forma en que la materia tóxica afecta la sangre y el organismo, el cuerpo del dolor, afecta nuestras reacciones en el presente. A veces el evento que estimula al cuerpo del dolor en nosotros es una pequeñez y reaccionamos de manera dramática y desproporcionada. Este proceso se retroalimenta a si mismo produciendo mas negatividad en nuestros pensamientos, atrayendo así mas circunstancias negativas a nuestras experiencias.

Lo que nutre el cuerpo del dolor es la inconciencia de si mismo. Es por esto que puede transformarse cuando la carga emocional estancada en el sistema es reconocida y sentida en toda su magnitud. Para esto debemos aprender a aceptar el dolor, conocer cómo trabaja el cuerpo del dolor dentro nuestro e identificar y desactivar las creencias que los han creado. Esto se logra a partir de un verdadero trabajo de autoconociemito, guiado a través del proceso de CMR, el que te brinda las herramientas para que el día de mañana puedas hacerlo por ti mismo.

Featured Posts
Recent Posts
ETIQUETAS